Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

La llegada de CNN muestra que Brasil sigue atrayendo marcas internacionales de medios, a pesar de restricciones legales



Brasil, un país marcado por la alta concentración de los medios, ha visto diversificar su mercado de periodismo en la última década con la llegada de organizaciones internacionales. El ejemplo más reciente es el de CNN, que licenció su marca a una nueva empresa brasileña – con una promesa de 400 nuevas plazas para periodistas.

Sólo en los últimos años, el país de habla portuguesa ha recibido ediciones de The Intercept (que llegó en 2016), The Huffington Post (2014), El País (2013) y Buzzfeed (2013), que se unieron a los medios internacionales que ya operan en Brasil como Vice y la BBC.

Y esas empresas internacionales llegaron a pesar de la legislación en el país que limita la propiedad empresas de medios por parte de extranjeros. En 2016, la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ, por su sigla en portugués) presentó una acción de inconstitucionalidad ante el Supremo Tribunal Federal (STF) pidiendo que confirmara que la ley que exige que empresas periodísticas y de radiodifusión tengan al menos el 70% de capital brasileño también se aplica a los sitios digitales, según reportó el diario Folha de S. Paulo. Sin embargo, el caso aún está pendiente en la Corte.

El editor ejecutivo de The Intercept Brasil, Leandro Demori, cree que el interés en Brasil comenzó a crecer antes de los Juegos Olímpicos de 2014, cuando hubo una carrera entre las organizaciones extranjeras por establecer oficinas o corresponsales en el país.

Aunque la atención internacional ha disminuido tras los Juegos, los recientes acontecimientos políticos en Brasil y América Latina han sido responsables de volver de nuevo los ojos del mundo a la región, dice Demori.

En este año, Argentina, Uruguay y Bolivia van a pasar por importantes elecciones generales, y Venezuela continúa inmersa en una crisis que mueve el escenario geopolítico global. En Brasil, los votantes eligieron el año pasado a un presidente de derecha, después de más de una década de administraciones alineadas a la izquierda. El nuevo gobierno ha estado marcado por su relación tensa con la prensa. Los medios internacionales consideran al presidente Jair Bolsonaro parte de la extrema derecha.

De acuerdo con Elizabeth Saad, profesora de la Universidad de São Paulo (USP), por mucho tiempo el mercado de América Latina fue ignorado por los grandes conglomerados de medios. Este hecho, sin embargo, se volvió algo positivo, pues el periodismo de la región buscó crear una serie de innovaciones para usar el potencial local, dice la profesora.

“El periodismo latinoamericano se ha convertido en un campo fuerte y muy visible, y eso ha atraído miradas de los que no nos miraban”, dijo Saad al Centro Knight. “Además, la audiencia latinoamericana es muy significativa en términos de negocio. Entonces se juntaron esos dos aspectos”.

Concentración de medios y diversificación

Hoy, la mayoría de los medios de comunicación brasileños están en manos de grupos familiares. Un estudio de 2017 de las organizaciones Reporteros Sin Fronteras (RSF) e Intervozes colocó al país en “alerta roja” debido a la alta concentración de audiencia y propiedad de los medios. La investigación mostró que cinco familias controlan 26 de los 50 medios con mayor audiencia en Brasil.

En este escenario, el profesor de periodismo de la Escuela Superior de Propaganda y Marketing (ESPM) de São Paulo Antonio da Rocha Filho ve la competencia impuesta por los nuevos medios como una oportunidad de que los medios nacionales se ‘oxigenen’.

“Históricamente, los grandes medios de comunicación de Brasil siempre estuvieron ligados a grupos familiares”, explicó al Centro Knight. “Con la llegada de las organizaciones internacionales, en un primer momento, los medios se vieron amenazados. Pero hoy es una situación impuesta, no hay como cerrarse. Lo que deben hacer es limitar el daño”.

Sin embargo, como se mencionó anteriormente, hay intentos de organizaciones nacionales de aclarar si los sitios de internet se ajustan a las mismas reglas de propiedad sobre el capital extranjero que rigen a los otros medios.

Cuando la ANJ presentó una acción ante el Supremo Tribunal Federal en 2016, ellos pidieron la opinión sobre si los sitios internacionales de noticias deberían adherirse al artículo 222 de la Constitución Federal.

Además de limitar el capital extranjero en las empresas de medios al 30%, la legislación dice que la “responsabilidad editorial y las actividades de selección y dirección de la programación transmitida” también está restringida a los ciudadanos de Brasil.

El director ejecutivo de la ANJ, Ricardo Pedreira, dijo en la época al Folha de São Paulo que la actuación de las empresas de medios extranjeros en el país se trataba de competencia desleal, ya que ellas pueden captar recursos en el exterior.

“Ellos no están aquí en las mismas condiciones, entonces lo que buscamos es que, para actuar en Brasil como empresa periodística, se encuadren en la Constitución”, dijo al Folha.

El editor jefe de HuffPost Brasil, Diego Iraheta, sin embargo, asegura que las organizaciones internacionales vinieron al país para quedarse – la llegada de CNN a Brasil, según él, refuerza esa percepción, a pesar de que CNN Brasil es una franquicia – una empresa brasileña obtuvo la licencia para usar la marca CNN.

“Es comprensible que empresas establecidas y líderes de segmento puedan demostrar alguna incomodidad con nuevos jugadores en sus respectivos mercados. Eso se llama competencia”, dijo al Centro Knight. “Pero hay demanda de lectores y consumidores por más fuentes de información, por lenguajes nuevos, por referencias distintas”.

Iraheta enfatiza que, en un ambiente de alto flujo de desinformación, ahora es el momento de fortalecer el periodismo y no de “riñas entre empresas brasileñas y extranjeras”.

“Entiendo que cuanto más fuentes de información, más plural es la formación de opinión de los ciudadanos. Y, en un momento en que las noticias falsas brotan, con una insignia incluso de cuentas oficiales, ligadas a nuestros gobernantes, es mucho más importante el periodismo serio y responsable, que debe ser honrado por los medios de comunicación”, afirmó.

Ventajas y desventajas en la financiación de diferentes modelos de negocio

The Intercept Brasil fue lanzado el 2 de agosto de 2016, la primera versión internacional de la publicación en línea cuya sede principal es en Estados Unidos. La redacción brasileña se encuentra en Río de Janeiro, con cerca de 15 empleados. La producción, según el editor ejecutivo Demori, es pensada más para el público externo que para el brasileño, parecida a la lógica de una agencia de noticias.

Una de las principales diferencias entre The Intercept y otros medios brasileños es la financiación. El sitio es una publicación de First Look Media, presidida por el fundador de eBay y filántropo Pierre Omidyar. El modelo de negocio es no lucrativo, y The Intercept Brasil también busca formas de diversificar sus ingresos, con proyectos de financiamiento colectivo (crowdfunding) y suscripciones.

“De hecho, estamos más cómodos sabiendo que tenemos una fundación que nos sostiene y sabiendo que no dependemos de publicidad”, dice Demori. “Mucha cosa que investigamos no podríamos publicarse (en otros medios)”.

Pertenecer a una organización internacional, sin embargo, no es garantía de estabilidad financiera. Un ejemplo es el caso de Buzzfeed en América Latina. En Brasil, siete de los profesionales más antiguos de la edición fueron despedidos.

“Ellos estuvieron conmigo desde el principio, construyeron el BuzzFeed en Brasil y, así como el equipo que queda, ellos son la razón de que Brasil sea un mercado importante”, escribió en Twitter la editora en jefe del sitio en Brasil, Manuela Barem.

En México, la división de noticias de esa empresa de medios fue cerrada tras casi dos años de funcionamiento, como anunció el editor Íñigo Arredondo Vera en Twitter. Esta decisión sigue la estrategia global de la compañía de recortes: el fundador y CEO Jonah Peretti anunció que reduciría en 15% su fuerza de trabajo.

En enero, Verizon Media, propietaria de The Huffington Post, también anunció recortes del 7% de los empleados a nivel global. El editor jefe Iraheta, sin embargo, afirma que el conglomerado de medios ve a Brasil como “un mercado absolutamente prometedor” y cita alianzas con marcas para realizar iniciativas editoriales.

Huffpost Brasil fue lanzado el 28 de enero de 2014. Actualmente, son nueve periodistas en la redacción brasileña, que producen noticias en las ramas de Política/Noticias; Mujeres; LGBT; Estilo de Vida; Alimentos; y Entretenimiento.

“Nos solidarizamos con nuestros colegas de BuzzFeed que pasaron por ese momento bastante difícil de cortes”, dijo Iraheta. “Nosotros enfrentamos el mismo proceso a principios de 2017, con el fin de la joint venture con el Grupo Abril. En la época, más de la mitad de las plazas fueron cortadas”.

A pesar de estos recientes recortes, la nueva compañía detrás de CNN Brasil sigue montando su redacción. Américo Martins, director de Periodismo para Europa y América de la BBC y expresidente de EBC, fue contratado recientemente para ser el vicepresidente de contenido. El canal también contrató tres nombres de la TV Record: Leandro Cipoloni, Virgilio Abranches y Fabiano Falsi. Los periodistas de todo el país esperan ver cómo se ocupan las otras 400 plazas.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook