Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista brasileño es acusado de terrorismo tras hacer reportajes sobre Estado Islámico



El periodista brasileño Felipe Oliveira fue acusado por el crimen de promoción del terrorismo tras haberse infiltrado en grupos simpatizantes del Estado Islámico (EI) como parte de una investigación periodística realizada en 2016.

Según la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por sus siglas en portugués), reportó el 19 de abril, que el juez Marcos Josegrei da Silva, de la 14ª Vara Federal de Curitiba, aceptó en febrero de 2018 la denuncia del Ministerio Público Federal (MPF) en Paraná. Según la denuncia, Oliveira “sobrepasó el límite de lo tolerable y promovió la organización terrorista Estado Islámico” en mensajes al grupo.

A principios de 2016, Oliveira entró en un foro virtual usando un nombre codificado para investigar los métodos de reclutamiento de jóvenes por parte del EI en Europa, afirmó Abraji. El periodista entonces pasó a comunicarse con integrantes de grupos brasileños simpatizantes del EI, como un interesado en unirse a ellos. El escrutinio concluyó en reportajes para el diario Folha de S. Paulo, publicado en marzo de 2016, y para el programa Fantástico, de TV Globo, transmitido en julio de 2016.

El periodista Felipe Oliveira en Fantástico, de TV Globo, en 2016. (Captura de pantalla).

 

Ocho participantes de estos grupos fueron arrestados en la Operación Hashtag, realizada por la Policía Federal brasileña en la misma época, según reportó el diario Nexo. La operación tenía el objetivo de desbaratar supuestas células terroristas que pudieran perpetrar atentados contra los Juegos Olímpicos que se realizarían en agosto del mismo año en Río de Janeiro.

La acusación firmada por el Fiscal de la República Rafael Brum Miron afirma que “el objetivo [de Oliveira] tal vez no fuera a promover el terrorismo, pero por diferentes momentos él alentó lo ilícito”, dice el texto reportado por Abraji. “El límite en una investigación de ese tipo es no incidir en el crimen que se está investigando”, escribió el fiscal.

La demanda del MPF también afirma que Oliveira “debería haber llevado los hechos a conocimiento de la Policía Federal tan pronto como se enteró de la comisión de crímenes”, según Abraji.

El periodista, sin embargo, sostiene que desde el inicio del escrutinio estuvo en contacto con la Policía Federal, repasando las informaciones que recibía en los grupos. Según lo que él le dijo al portal R7, el primer contacto con el grupo se dio el jueves, y el sábado siguiente llevó el material que había recogido a la Policía Federal.

He cumplido mi deber de reportero de investigación. No hubo otra intención que no fuera divulgar a las autoridades y al público la existencia de esas organizaciones”, declaró Oliveira a Abraji.

La investigación de la Policía Federal menciona que el periodista “se presentó en la Superintendencia Regional de la Policía Federal en el Estado de Río de Janeiro (SR/PF/RJ) y, espontáneamente, prestó declaraciones y presentó su smartphone a la Policía Judicial”. Sin embargo, el delegado Guillermo Torres, al concluir la investigación, afirma que Oliveira “no tuvo la postura esperada de un periodista, la cual debería ser sólo la investigación de los hechos y, en caso de crimen, informar a la autoridad competente”, reportó a Abraji.

Oliveira dijo a R7 que “confía en la justicia”. “Estábamos haciendo un trabajo puramente periodístico, confiamos en que la justicia va a verificar y absolver, porque en ningún momento hemos querido promover el terrorismo. Por el contrario, todo lo que sabíamos lo informábamos a las autoridades”, dijo el periodista.

Beno Brandão, abogado de la defensa de Oliveira, dijo a R7 que la acusación contra Oliveira es “un ataque a la libertad de prensa”. “Es un caso claro para la absolución sumaria. La fiscalía cree que él debería haber detenido los contactos después de que el tema fue publicado, pero él sólo estaba haciendo su trabajo”.

Según Nexo, la denuncia presentada contra Oliveira se basa en la Ley Antiterrorista (13.260/2016), aprobada apresuradamente por el Congreso brasileño y sancionada por la entonces presidenta Dilma Rousseff antes de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro. El pasaje en cuestión está en el artículo 3 de la ley, que prohíbe “promover, constituir, integrar o prestar auxilio, personalmente o a través de una persona intermediaria, a una organización terrorista”.

“Abraji considera que la actividad periodística de Oliveira no debe ser confundida con un crimen”, escribió la dirección de la asociación en un comunicado. “Apelamos al juez federal Marcos Josegrei da Silva para que use la comprensión y el respeto que ciertamente tiene por el trabajo de la prensa para declarar a Felipe de Oliveira inocente”.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook